Para poder saber.. ¿Qué te gusta más? te pedimos que respondas estas 4 simples preguntitas así sabemos que recetas son la que buscas..y si te sirven las recetas que te ofrecemos

La esterilización y el envasado de los productos de conserva que realizemos, son paso importantes para proteger a los alimentos contra los microbios y otros agentes responsables de su deterioro para permitir su futuro consumo. Los alimentos en conserva deben mantener un aspecto, sabor y textura apetitosos así como su valor nutritivo original.

Hay muchos agentes que pueden destruir las peculiaridades sanas de la comida fresca. Los microorganismos, como las bacterias y los hongos, estropean los alimentos con rapidez. Las enzimas, que están presentes en todos los alimentos frescos, son sustancias catalizadoras que favorecen la degradación y los cambios químicos que afectan, en especial, la textura y el sabor. El oxígeno atmosférico puede reaccionar con componentes de los alimentos, que se pueden volver rancios o cambiar su color natural. Igualmente dañinas resultan las plagas de insectos y roedores, que son responsables de enormes pérdidas en las reservas de alimentos. No hay ningún método de conservación que ofrezca protección frente a todos los riesgos posibles durante un periodo ilimitado de tiempo.

El primer paso que debemos tener en cuenta es la esterilización de los envases que vamos a utilizar para guardar los productos que cocinamos. Muchas veces reciclamos los frascos, de otros dulce, mermeladas, o conservas ya consumidas; ¡eso es genial…! es una manera de ahorrar y cuidar el medio ambient. Pero no te olvides de tener encuenta la esterilización para garantizar la calidad y seguridad a tus conservas.
Te damos una sencilla forma de esterilizar:


Por otra parte el envasado es un paso importante, antes de guardar el producto fianal. El Envasado es  un método deconservación de los alimentos que consiste en calentarlos y sellarlos en recipientes herméticos. El proceso fue inventado en 1810 por Nicolas Appert, un repostero francés.
El método preferido (y más sencillo) para la elaboración de conservas caseras es el método de envasado en caliente, en el que los alimentos precocinados calientes y parte del líquido en el que fueron cocinados se introducen en un frasco limpio y caliente. La boca del frasco se cubre con un disco metálico con un sello circular de goma. A continuación se cierra éste con una tapa que se enrosca parcialmente. Una vez tratado el frasco con agua caliente, durante el tiempo que requiera el tipo de alimento que contiene, se aprieta la tapa a fondo. El calor y la presión originados durante el proceso, expulsan la mayor parte del aire del frasco y minimizan el riesgo de multiplicación de microorganismos patógenos. No obstante, las esporas de algunos de ellos, en especial las de los que causan el botulismo, no son destruidas por el calor y pueden desarrollarse en alimentos de baja acidez, como el tomate casero. Las mermeladas y gelatinas de fruta suelen prepararse por el método de la cazuela abierta. La mermelada se cuece hasta que adquiere la consistencia apropiada y después se vierte en frascos calientes y esterilizados, que a continuación se cierran. No es necesario ningún calentamiento posterior; el azúcar empleado en la elaboración de las mermeladas y gelatinas de fruta actúa como conservante.

¿HAY OTRAS FORMAS DE CONSERVACIÓN?
Además del enlatado y la congelación, existen otros métodos tradicionales de conservación como el secado, la salazón y el ahumado. La desecación por congelación o liofilización es un método más reciente. Entre las nuevas técnicas experimentales se encuentran el uso de antibióticos y la exposición de los alimentos a la radiación nuclear.

Los ajies son del género Capsicum comprende varias especies de plantas, emparentadas con el tomate, oriundas del Continente Americano; cuyo fruto —llamado en diversos países ají, chile o chili, pimiento, guindilla, morrón, peperonchino siendo muy conocido en Italia como peperoncino es decir “pimientillo”— se consume en diferentes preparaciones y se emplea como base para colorantes en alimentos y cosméticos.
En América se consumen varias especies. Junto con las variedades suaves de C. annuum, se consumen también otras picantes (como el chile serrano, empleado seco, entero o molido; el jalapeño, consumido en conserva; el chile pasilla y el serrano, de color oscuro y sabor dulce e intenso, empleados como base para el mole mexicano; Una variedad suave del C. annuum es el pimentón dulce. El Perú es el más grande exportador de pimentón dulce en el mundo, aunque no el más grande productor. El clima de su zona costera propicia la cosecha varias veces al año de un fruto con mucha intensidad de color, atributo este muy valorado para usos industriales.
En España y Portugal se le llama pimiento o guindilla. El pimiento, que es la variedad más utilizada, suele ser poco picante, mientras que las guindillas son las variedades más picantes.

Una de las conservas que te recomendamos probar es “El Pisto”

Durabilidad: 2 meses en la heladera. Una vez abierta consumirla de inmediato.

                     INGREDIENTES: 
Habas sin vainas 750 g.
Agua 1,5L.
De vinagre de alcohol 250 Cm3
Sal fina 30g
Aceite  cantidad necesaria.
Dientes de ajo picado  2
Cebolla criolla
Hoja de laurel.

PRAPARACIÓN:
Lavar las cebollas y las hojas de laurel, luego a estas ultimas remojarlas en vinagre durante 10 minutos.

Pelar las habas con la mano.

Colocar el agua, el vinagre y la sal en un cacerola.

Llevar la mezcla al fuego y, cuando esté a punto de ebullición, incorporar las habas y cocinarla hasta que estén casi a punto (deben quedar bien firmes)

Retirarlas de olla, pasarla a un bol y cubrirla con papel film.

Verter una taza  de aceite en una sartén profunda y llevarla al fuego.
Incorporar los dientes de ajo y las cebollas cortadas en aros.
Añadir las habas y cocinarlas hasta que estén bien tiernas (no deben deshacerse)

Distribuir la Preparación en frasco esterilizado; agregar a cada frasco una hoja de laurel y cubrir con aceite. Tapar y guardar en la heladera hasta el momento de consumir.
   

¿Qué más sano que las frutas? una rica macedonia de futas es la opción perfecta para el verano o para  el  postre! Sano  facil de preparar y delicioso! 

INGREDIENTES:

(para 5 frasco de 250 gramos aproximadamente)

*      Naranjas  (en lo posible variedad “ombligo”) = 4

*      Limones= 2

*      Agua = Cantidad necesaria

*      Azúcar = Cantidad necesaria

*      Alcohol fino = Cantidad necesaria

Paso a Paso

Primero: Cepille las naranjas y limones bajo el chorro de la canilla a fin de lavar muy bien la cáscara. Séquela.

Segundo: Tome la cuchilla más filosa de la casa y corte la naranjas y los limones (así, sin pelarlos) en rodajas finísimas).

Tercero: Quítele las semillas (una sola semilla filtrada en el dulce le otorgaría un sabor amargo).  Recoja en un bol el juguito que suelten.

Cuarto: Mida las rodajas por taza, presiónelas bien, y colóquelas en u bol grande. Llévela bien la cuenta de cuántas tazas fue poniendo…

Quinto: Agregue el triple de agua en relación a las naranjas medidas. Ejemplo: para 4 tazas de frutas, serian ¡12 de agua! Déjelas así, en remojo, hasta el día siguiente.

Sexto: Al otro día… escurra las frutas del remojo, pero no tiré el agua, resérvela para usar después.

Séptimo: corte rodajas finitas, con una cuchilla filosa, de las naranjas y los limones. ¡Bien finas, tipo julianas o tiritas!

Octavo: Coloque las julianas (las tiritas) más el juguito que soltaron del remojo, en una cacerola grande. Lleve a fuego fuerte y haga hervir unos 10 minutos.

Noveno: Retire del fuego, vuelque el contenido en un bol grande y deje estacionar hasta el día siguiente. Pasado el día, vuelva medir la pulpa en tazas, colóquelas en la cacerola grande, y luego agregué por cada taza de pulpa y líquido, una taza de azúcar.

Decimo: Hierva  a fuego fuerte revolviendo cada tanto con la cuchara de madera, hasta que logre el punto mermelada.

Decimo priero: Una vez a punto, envase la mermelada en un frasco previamente esterilizado.  Y una vez fría, cierre herméticamente: intercale entre el dulce y la tapa un disco doble o triple de papel de filtro, empapado en alcohol fino. Guardé la mérmela en un lugar seco y oscuro.

Una de las opciones que hay entre las conservas dulces es el dulce de choclo. Delicioso ¿Te animás a preparar? Te damos el paso apaso en el siguiente video:

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.